Galería de fotos Galería de vídeos
14/08/2007
Consultar otras noticias:

HASTA SIEMPRE PUNTAL
FRANCIS PÉREZ “POLLITO DE LA FRONTERA”

  Va a resultar un tanto extraño, pero cuando se inicie la temporada 2007/08 Francis Pérez no pisará la arena de los terreros. Eso sí, permanecerá muy cerca de ellos para aconsejar a sus pupilos, transmitirles sus enseñanzas e inculcarles su pasión por la lucha.


  ADARGOMA.COM no ha querido dejar pasar la ocasión de entrevistar a este mito de nuestro deporte, y el Pollito, tan amable y caballero como siempre, no se detiene para mirar el reloj cuando es para hablar de lucha canaria. Vaya desde aquí nuestro agradecimiento por los gratos recuerdos que nos deja sobre la arena y por su deferencia en atendernos.

© Francisco Javier Pérez Machín (foto: Raquel Perdomo)

INTIMO Y PERSONAL

Conociendo a Francis Pérez
  • Un lugar para vivir: El Hierro.
  • Un ídolo de la infancia: Mi padre.
  • Un lugar para descansar: Frontera.
  • Un terrero: El del Ramón Méndez.
  • Un maestro: Benigno Machín.
  • Un equipo de lucha: El Ramón Méndez.
  • Una comida: El Potaje.
  • Un hobby: Pescar.
  • Un deporte que no sea la lucha: El fútbol y el baloncesto.
  • Un puntal: El Parri II
  • Un rival de cuidado: Todos.
  • Un programa de televisión: Prácticamente no veo la tele.
  • Un compañero: Mi hermano.
  • Una mujer de diez: Carmen, mi mujer.
  • Un luchador encontrado: Valen Torres.
  • Un regalo para recibir: Todo el que sea hecho con cariño.
  • Una buena cantera: Valle de Guerra.
  • Un deseo: Tener salud y bienestar.

REPASO DE LA CARRERA DEPORTIVA

Francis, te iniciaste desde muy niño en la práctica de la lucha, pero ¿qué recuerdas de aquellos primeros días en que pisabas un terrero?


  Me inicié en la práctica de la lucha canaria a la temprana edad de seis años, y a pesar de que era muy pequeñito, recuerdo los nervios que pasaba en aquellas primeras intervenciones en la lucha de competición. Tenía unas tremendas ganas de hacer las cosas bien.

¿Y cuál es el primer recuerdo que guardas relacionado con la competición?


  El primer recuerdo que guardo en mi memoria es el Campeonato Juvenil que a la edad de 14 años conseguí para mi equipo, el Ramón Méndez.

Echando la vista atrás, y teniendo en cuenta tu extenso palmarés ¿crees que te ha quedado algo por conseguir dentro de nuestro deporte?


  Sinceramente considero que no me ha faltado nada por lograr. Mi principal objetivo, tal como comenté en su momento en la rueda de prensa de mi despedida, era ser puntal A y lo logré. Cuando concluí mi etapa juvenil, a los 18 años, me ascendieron a la categoría de puntal A, y esa es la única que he ostentado hasta el día de mi retirada.

Puesto que hablamos de recuerdos ¿cuál es el mejor que te llevas de la lucha canaria?


  Sin lugar a dudas lo más bonito que me llevo de la lucha canaria es el cariño de la gente, el haber tenido la posibilidad de conocer a grandísimas personas, tener amigos por todos los rincones del archipiélago, eso es lo mejor que he logrado con este deporte.

A lo largo de todos estos años has obtenido una larga relación de títulos individuales y colectivos ¿Cuáles han sido los que te han dejado mejor sabor de boca?


  Todos los títulos son especiales, deseados, y muy bien recibidos, pero probablemente la primera liga juvenil con el Ramón Méndez, el primer Pancho Camurria o la Primera Liga Gobierno de Canarias senior sean, precisamente por ser los primeros, los que uno guarda con más ilusión. Pero que quede claro, todos y cada uno de los títulos son igual de buenos y me han proporcionado una gran alegría.

Así que no hay un triunfo en concreto que te produjera una satisfacción especial por su dificultad o por una mayor carga emotiva.


  Todos los triunfos tienen su significado y su importancia, pero dar más relevancia a uno u otro es complicado. Ya que me insisten, si tuviera que seleccionar no podría quedarme con uno sólo, pero como momentos entrañables destacaría los citados anteriormente añadiendo las dos ocasiones en las que tuve que tirar a los doce luchadores rivales, o las muchas veces que en la Liga Gobierno de Canarias me quedé sólo y tiré diez luchadores para ganar la lucha, los desafíos Coronas, el desafío contra la  lucha Sshirum de Corea, o la primera vez que tiré a luchadores como el Parri, Loreto IV o Melquíades. Como ven, otra vez no he sabido destacar un solo momento porque por suerte han sido muchos.

A buen seguro que todo no han sido momentos de esplendor; y que en tu trayectoria también han surgido los malos ratos. Por ello ¿cuál consideras el peor momento de tu carrera?


  Sin duda esta última temporada. La lesión me obligó a apartarme de los terreros y a permanecer nueve semanas en Las Palmas de Gran Canaria pasando un largo proceso de rehabilitación. Cuando todo parecía que volvía a la normalidad me contagio de varicela y pierdo 13 kilos. Este último año lo he pasado muy mal, la lesión y la varicela me dejaron tocado, muy “jodido”.

Al margen de esos rivales externos, lesiones y enfermedades, contra los que el deportista nada puede hacer, si revisas la amplia relación de rivales a los que te has tenido que enfrentar ¿cuál ha sido el luchador que te ha puesto siempre en mayores aprietos?

  Si repasara toda la trayectoria en conjunto, probablemente Valen Torres haya sido quien me haya puesto en mayores aprietos; si bien en esta última época habría que nombrar a Marcos Ledesma y Romen Luis “Catire IV”.

En numerosas entrevistas has mencionado la gran importancia que han tenido en tu carrera tanto Benigno Machín como tu hermano Juan Perico ¿qué te aportó cada uno de ellos? ¿Sin su contribución crees que habrías sido el mismo luchador?


  Hablar de Benigno es hablar de mi segundo padre, ya que no sólo me enseñó a entrenar y luchar. Con él aprendí educación, me enseñó a ser persona. Mi hermano Perico fue el que me inició, con el que tantas y tantas veces entrené, el que siempre tenía para mí un consejo que me ayudaba. Luchamos muy unidos y esa buena comunicación fue positiva para los dos.
  Con respecto a si habría llegado a ser el mismo luchador sin ellos, yo creo que sí. Me habría costado muchísimo más, sin lugar a dudas, porque siempre es bueno estar arropado, pero yo estoy profundamente agradecido a figuras clave en mi carrera como los anteriormente citados o como Adelto que fue mi preparador físico durante muchos años.

Hemos hablado de Benigno, pero ¿qué características destacarías en los diferentes mandadores que has conocido en tus equipos?

  
  Vicente Alonso, al que tuve como mandador en el Maspalomas, además de ser un buen entrenador es sobre todas las cosas una excelente persona. En Suso García del Chimbesque destaco la seriedad y lo buen compañero que ha sido durante mi última etapa.

Ya que nos hemos derivado hacia aspectos relacionados con la preparación ¿qué sistema de entrenamiento has llevado a cabo a lo largo de estos años?


  Trabajar mañana y tarde durante ocho horas diarias por y para la lucha canaria, combinando sesiones en el gimnasio con agarre de pantalón en la arena. 

 

VALORACIONES DE UN PUNTAL

Francis; en la rueda de prensa de tu despedida comentaste que te retirabas por honradez ya que sólo podrías ofrecer el 70% de tu rendimiento. Para un triunfador como tú, ¿no es una decepción despedirte con una derrota cuándo siempre has disfrutado las mieles del triunfo?


  Para nada. Me marcho muy orgulloso de haber llegado adonde he llegado. Esta última temporada sólo se pudo lograr la liga insular, pero yo me retiro  tremendamente satisfecho con mi carrera deportiva. He conseguido mis principales objetivos. El deporte es así y hay que saber aceptarlo. He trabajado y lo he dado todo como siempre, pero por una serie de circunstancias mi rendimiento no ha sido el mismo. Lo que sí tengo absolutamente claro es que yo no voy a engañar a nadie. Soy una persona honrada, y si como bien comentas mi rendimiento no puede ser del 100% yo me voy y dejo paso a otros. Soy consciente de lo tremendamente complicado que es sacar un equipo de primera categoría, es una labor muy sacrificada para la directiva y patrocinadores a los que los luchadores debemos corresponder.

Se ha comentado que tanto en Tenerife como en el Hierro se van a preparar sendos homenajes que serán tu adiós a la lucha ¿qué tipo de evento te gustaría que se celebrara y en qué vas a contribuir?

  En este apartado prefiero mantenerme al margen. Se trata de un grupo de amigos que ha tomado la iniciativa y a los que estoy muy agradecido. No puedo decir cómo o de que manera me gustaría que saliese. Estoy seguro que lo están haciendo con todo el cariño del mundo y eso para mí es más que suficiente.

Has salido vencedor de todos los desafíos Coronas que has disputado, pero al aficionado se le va a escapar el poder contemplar uno contra Marcos Ledesma. Hablar de resultados sin agarrar es entrar en el terreno de la futurología, pero ¿qué podría haber ocurrido?

  Gané todos los que disputé, y no hubiese descartado agarrar otro desafío si las circunstancias lo hubiesen permitido, pero hablar de que habría pasado en otro enfrentamiento no tiene sentido, cada agarrada y cada desafío es diferente a los demás.

Lo que sí será un desafío es si tu hijo te dijera el día de mañana que quiere practicar la lucha canaria ¿qué consejos le darías, teniendo en cuenta que la comparación con su padre iba a ser inevitable?

  El niño demuestra mucho interés por la lucha canaria, de hecho ya la practica, pero lo primero que quiero es que se haga persona, que estudie, que se forme intelectualmente y que practique el deporte como hobby. Lo apoyaré en todo y le daré los consejos que estén en mi mano, pero no tiene que ser ni será como el padre porque cada persona es diferente.

Cierto es que cada persona es diferente, incluso cada uno de nosotros evolucionamos y no somos iguales con el paso del tiempo, ni física ni psicológicamente. En tu caso, resulta evidente que has ganado muchos kilos con el transcurrir de los años y que si visitaras la consulta de un endocrino te sometería a un control de peso ¿Has puesto gran empeño en el cuidado de tu alimentación?

  El control de la alimentación es algo fundamental que siempre he seguido de forma estricta a través de tratamientos específicos para ayudarme a conseguir mis objetivos en la lucha canaria.

Siguiendo con el tema de la alimentación ¿qué opinas acerca del sobrepeso en muchos luchadores de las últimas décadas? ¿Limitarías el peso en la lucha?

  El peso es algo que hay que saber tener y llevar. No se trata de coger kilos sin sentido, sino de seguir un control de la alimentación para obtener el porcentaje de grasa y músculo adecuado. En esta última temporada mi porcentaje de grasa estaba en torno al 18%. Yo soy partidario de limitar el peso en la lucha canaria porque a lo largo de toda mi carrera, sobre todo cuando empezaba, me tuve  que enfrentar a luchadores que me sacaban 30, 40 ó 50 kilos y que me obligaban a realizar un gran sobreesfuerzo para llevarlos a arena.

En esa dilatada carrera has participado en muchos encuentros internacionales ¿estás a favor de potenciar los intercambios con luchas celtas, leonesa, coreana, senegalesa, etc.?

  Por supuesto que estoy totalmente a favor de los intercambios. He tenido la suerte de participar en muchos, y la experiencia que se adquiere sobre otras modalidades de luchas, otras culturas y otras formas de concebir el deporte es algo en lo que hay que trabajar y potenciar. Se aprende muchísimo.

Pudiste ser olímpico en la disciplina de judo o convertirte en profesional de la lucha coreana ¿te arrepientes de no haber cogido alguno de esos trenes?

  No me arrepiento porque yo nací para la lucha. Además el tema de Corea es algo que nunca se llegó a concretar, y lo del judo también era complicado porque debía trasladarme al Centro de Alto Rendimiento para vivir allí, e insisto en que yo nací para la Lucha Canaria.

 

RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En múltiples ocasiones has recibido por parte de la prensa el calificativo de mejor luchador de todos los tiempos ¿crees que mereces esta distinción o que por el contrario no se pueden comparar deportistas de una época con otra?

  No soy quien para decir si la prensa tiene o no razón. Que cada uno piense y opine lo que considere oportuno. Yo desde mi faceta de deportista he trabajado siempre con respeto y sacrificio para hacerlo lo mejor posible, pero ni mucho menos me creo el mejor de todos los tiempos. En su momento fue Barbuzano o Santiago Ojeda, y el día de mañana será otro el referente de nuestro deporte.

Durante casi veinte años has acaparado muchas páginas en prensa y minutos en radio y televisión ¿consideras que han sido justos contigo en los halagos y en las críticas recibidas?


  Estoy muy agradecido con el trato que me han dispensado siempre los medios de comunicación,  han respetado mi trabajo y considero que han sido justos conmigo.

Además, la televisión ha hecho posible que fueras un personaje muy popular en todo el archipiélago ¿qué opinión te merece la desaparición del programa “La Luchada”?

  La desaparición del programa “La Luchada” me parece fatal, supongo que como a la mayoría de las personas. Ha sido un gigantesco paso atrás para nuestro deporte, un fracaso grandísimo para la lucha canaria que vamos a notar y lamentar mucho. De hecho opino que ya se está notando la ausencia del importante trabajo que hacía José Manuel Pitti.

 

ASUNTOS ECONÓMICOS EN LA LUCHA

El hecho de haber sido la figura luchística más destacada de tu generación te ha reportado importantes contratos ¿te has sentido bien pagado o crees que el luchador no recibe la remuneración económica que merece si le comparamos por ejemplo con un futbolista o con un jugador de baloncesto?

  Yo personalmente me he sentido bien pagado y he tenido siempre la gran suerte de estar en equipos serios que siempre me han abonado todo lo acordado en mi ficha, pero si vamos a comparar el esfuerzo, sacrificio y dedicación que he tenido hacia la lucha canaria con los que se puedan requerir en otros deportes como los que me comentas, está claro que en ese caso estaría mal pagado, muy mal pagado.

La lucha canaria mantiene una práctica común a otros deportes como es la vuelta  al terrero para recoger el reconocimiento del público tras un triunfo en una agarrada, pero con la bonita particularidad de poder conversar directamente con el espectador y recoger el dinero de su mano  ¿recuerdas alguna anécdota de alguno de estos lances?

  La verdad es que ahora mismo no se me viene a la mente ninguna anécdota en concreto, pero siempre el aficionado aprovecha esa ocasión para demostrarte su cariño, darte ánimos y algún consejillo.

¿Dónde y cuándo fue el día que más dinero recogiste de público?

  He llegado a recoger mucho dinero del público en varias ocasiones, pero es algo que nunca me he puesto a contar. Tan rápido lo recogía se lo entregaba a mi madre.

 

RELACIÓN CON EL ADARGOMA

Contra el Adargoma sólo hemos podido verte en los inicios y al final de tu carrera cuando estabas en las filas del Maspalomas ¿qué destacarías de tus enfrentamientos contra nuestro equipo en ambas épocas?

  El Adargoma es un gran club histórico al que siempre he respetado y del que siempre he admirado su filosofía de trabajo y su dedicación a la cantera. Tengo buenos compañeros como Javi Monzón y Luis Guedes y recuerdo que en mi etapa juvenil me enfrenté muchas veces con Guedes.

De nuestro conjunto el hombre que te ha puesto en mayores dificultades ha sido el recientemente retirado Emilín II ¿Qué destacarías de tus agarradas con el puntal gran canario?

  Emilín II tuvo una época muy buena en la que me tiró y yo también lo tiré. Él es varios años mayor que yo y vivimos etapas diferentes en nuestra carrera deportiva, pero sobre todo quiero destacar la gran seriedad que siempre lo ha caracterizado.

Al igual que tú, Emilín II va a recibir un homenaje por parte de la gente de la lucha y desde el club estamos trabajando para conseguir desarrollar un evento a la altura que requiere el protagonista ¿Piensas que los homenajes son necesarios o que la gente tiene en sus retinas los magníficos momentos que brindasteis y por tanto no se precisan estos eventos que complican el calendario?

  No estoy en contra de los homenajes mientras sean otros los que los promuevan y lleven a cabo. Lo que veo mal es que seas tú mismo el que te intentes homenajear. Pero si es un grupo de amigos que quieren hacerte un reconocimiento bienvenido sea.

¿Eres seguidor de nuestra página web www.adargoma.com? ¿qué opinión te merece nuestra página como herramienta informativa y cómo medio de expresión de los aficionados a través del foro?

  Tengo que reconocer que no domino muchos los ordenadores, pero sí conozco la web www.adargoma.com, y gracias a un sobrino la consulto. Me parece una gran labor la que se hace desde el Adargoma, con una Web bonita y con mucha información. Es algo muy positivo para nuestro deporte.

 

NEGROS Y CLAROS DE NUESTRA LUCHA

Vuelve a la actualidad el tema del sistema de agarre y se anuncian próximas reuniones del Jurado de Garantías que precisarán acuerdos mayoritarios ¿Eres partidario de mantener el sistema de mano a la arena?

  Yo aprendí a luchar con la mano abajo. Es obvio que la mano a la espalda nos conviene más a los puntales debido a nuestra fortaleza, pero yo prefiero “mano abajo”.

Sobre los árbitros recae un peso importante del espectáculo ¿crees que el colectivo arbitral da la talla? En general, ¿te has sentido beneficiado o perjudicado por sus decisiones?

  Opino que el colectivo arbitral en general no da la talla, hay que trabajar mucho más en esta parcela de la lucha canaria. ¿Beneficiado o perjudicado? Probablemente de parte y parte, en momentos beneficiados, y en otros –sobre todo en los últimos años- perjudicado.

Es una lástima que en nuestra lucha, en la que hacemos gala de la nobleza, se den con más frecuencia de la deseada casos de doping como el último de Mauro Monasterio ¿crees que la lucha podrá librarse de este mal que está asolando a otros deportes como el ciclismo?

  No creo que la lucha se pueda librar de esta lacra, porque mucha gente quiere llegar por el camino fácil. Tristemente sé por experiencia que luchadores de todas las categorías recurren a ese medio para superarse, como decía, por la vía rápida. Carezco de pruebas, pero se intuye cuando un luchador está dopado, por eso el trabajo de Antonio Ramos Gordillo contra el dopaje es fundamental pero insuficiente. Hacen falta muchísimos más controles antidoping para frenar esta situación.

Dejemos el doping y hablemos de temas más agradables. Has participado en iniciativas que fomentan la práctica de nuestro deporte vernáculo como los campus de La Palma. ¿Qué opinión te merecen estos eventos y por qué no se desarrollan en el resto de las islas?

  Este tipo de eventos como el Campus de La Palma son importantísimos para nuestro deporte, ya que tristemente se puede comprobar como muchísimos niños nacidos en Canarias no tienen ni idea de lo que es la Lucha Canaria. Hay que imitar en todos los rincones del archipiélago iniciativas como éstas, porque cada vez veo peor el estado de la lucha.

Los cursos de formación para monitores y técnicos se han asentado, pero ¿crees que son necesarios para personas con carreras prolongadas dentro de la lucha?

  La verdad es que no sé que decirte: ¿qué se le puede enseñar a una persona que lleva toda su vida en la lucha? ¿Se le puede negar a una persona como Camurrita por ejemplo, que es una institución en la lucha canaria, sentarse en un banquillo a dirigir un equipo? Si es requisito imprescindible hacer esos cursos, que conste que yo seré el primero en hacerlos porque además se aprenden muchas cosas. Pero en lo que no estoy tan conforme es en ser tajante y no tener consideración con personas que saben de lucha muchísimo y no las podemos apartar.

¿Eres partidario de los clubes que siguen política de cantera o de aquellos que prefieren tirar de talonario para formar el equipo?

  Soy partidario de la cantera, de las grandes canteras en la actualidad como Valle de Guerra o Tegueste, y para el que no lo vea que enumere los puntales actuales que han salido de ahí. Si miramos el panorama actual nos encontramos que de esas canteras han salido Marcos Ledesma, Elieser Gutiérrez, Javier Ledesma y Aday Barbuzano, y eso por solo nombrar a los puntales B. El trabajo con la cantera es fundamental, imprescindible. Sin ese trabajo la lucha está avocada a desaparecer.

Pues ciertos sectores de la lucha te acusan indirectamente de ser el responsable de generar un cierto ostracismo al acabar ciertas etapas de tu carrera  como por ejemplo cuando te marchaste del Productos de El Hierro o del Maspalomas ¿Crees que hay algo de cierto en ello? ¿Los directivos de nuestra lucha son responsables o sólo miran los resultados de la última lucha?

  Que el equipo a la temporada siguiente desaparezca o tenga que bajar de categoría es algo de lo que yo por supuesto no soy el responsable. Eso pasa por fichar a base de talonario y olvidar la cantera. Vuelvo a insistir que mimar la cantera es fundamental para el sustento de los equipos y de la lucha canaria en general. Ahora, si directivos y patrocinadores quieren hacer un esfuerzo económico y ficharme a mí o fichar a los puntales que sean, la directiva es la que debe tener en cuenta que no sólo han de pagar al puntal, sino también al resto, y además dedicar tiempo a los luchadores de categorías inferiores.

¿Qué opinión te merece el estado actual de la lucha en Gran Canaria en la que no habrá primera, y presumiblemente ni segunda categoría?

  Me parecer muy mal. Esto es consecuencia de que en los últimos años no han salido grandes luchadores. De los más jóvenes nos encontramos con Juan Espino y Carmelo Rodríguez del Toro, y prácticamente ya está. Yo me encontraba muy a gusto luchando en el Maspalomas, pero al no haber competiciones atractivas tuve que dar el salto a Tenerife. La verdad es que el estado de Gran Canaria es muy malo y para que mejore tienen que salir luchadores con ganas de superarse y crecer.

¿Ves en el panorama actual algún posible sucesor?

  La verdad es que no lo sé, pero luchadores siempre hay; tal vez un Marcos Ledesma, pero la verdad es que no te puedo responder a esto a ciencia cierta porque no lo sé.

¿Cómo afrontas tu nueva etapa de mandador del Tinajo de Lanzarote para esta temporada? ¿Y después?

  Pues con mucha ilusión y ganas. Mi mujer es de allí y la directiva del Tinajo me ofreció la posibilidad. Creo que puedo aportar cosas positivas al primer equipo y a la cantera. Tras la temporada en Lanzarote, volveré a mi isla para trabajar y sacar cantera en el equipo que me vio nacer.

Por último ¿Qué futuro le espera a la lucha canaria tras el adiós de Francis Pérez?

  No se notará mi ausencia. En Tenerife hay una gran competición este año con muchos puntales, y seguro que mi marcha no cambiará en nada el futuro de la lucha canaria.